Downton Abbey: la revelación británica

Downton Abbey fue la revelación de los premios Emmy el fin de semana pasado. La serie británica wpse llevó el premio a mejor miniserie, mejor director de miniserie y mejor guión, destronando a HBO, compañía que ha acaparado la categoría de miniseries en los últimos años. Pero, ¿qué sabemos de esta producción televisiva?

Yo la encontré de casualidad mientras hacía zapping un fin de semana y no había nada que ver. Está de más decir que a los cinco minutos estaba enganchadísima con la serie, a pesar de que era el segundo capítulo y había unos detalles que no entendía.

La serie trata de la aristocrática familia Crawley, que vive en un el condado de Downton a inicios del siglo pasado. La familia la conforma la condesa viuda; su hijo Robert, conde de Grantham; y su esposa e hijas. La serie inicia con la noticia del hundimiento del Titanic, hecho que afecta directamente a la familia ya que en él viajaba el heredero de la familia.

Lo que sucede es que debido a que las mujeres no pueden heredar según la ley de la época, el heredero del título era un primo de la familia. Pero con el naufragio, deben buscar quién es el nuevo heredero, hasta que lo encuentran: es un primo lejano de clase media que trabaja como abogado.

Y así llega a Downton Matthew Crawley, con su madre, a conocer lo que ha heredado y a su nueva familia. Ambos pondrán en debate constantemente las ideas aristocráticas de la familia. Y a su vez, Matthew deberá a acostumbrarse a la nueva vida que le espera como conde. A todo esto, le sumamos las intrigas que suceden entre los criados de la familia y tenemos una serie genial.

En Estados Unidos recortaron la serie porque los ejecutivos pensaron que era muy complicada para que el público estadounidense la entendiera. La verdad, al principio te marea un poco la cantidad de criados y los distintos cargos, así como la cuestión de la herencia. Pero todo está bien explicado mientras avanza la serie, y en un par de capítulos ya entiendes todo.

Además, la producción de época es realmente increíble. La serie se sitúa en un momento de muchos cambios en Europa y todo lo vemos en la serie. La llegada del teléfono, los disturbios por el voto femenino hasta el inicio de la Primera Guerra Mundial.

Y, obviamente, los personajes están cuidadosamente diseñados, todos resultan interesantes y entregan grandes actuaciones. Maggie Smith, la recordarán por su personaje de profesora Macgonagall en las películas de Harry Potter, interpreta a la matriarca de la familia: Violet Crawley, papel que le valió el Emmy a mejor actriz de miniserie.

Esta semana empezó en Inglaterra la segunda temporada, que se desarrolla durante la Primera Guerra Mundial y nos muestra como la familia lidia con este evento que cambia por completo sus vidas. Mientras esperamos que esta temporada llegue a nuestras pantallas pueden ir viendo la primera temporada, les aseguró que les encantará.

 

ImágenesTacon lejano, No solo geeks, Series adictos, Interior sweet, The guardian

Etiquetas : , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Vicky Sampi

Publicista de 1.54 mts. con aficiones periodísticas, gusto por la lectura, el vino, las caminatas y la buena compañía. Muy pronto aprendiz de cocina (nuevamente).