Itati Cantoral no venderá la exclusiva de su boda

itati-cantoral01.jpgComo ya todo el mundo sabe, que terminada la relación y matrimonio de Itati Cantoral con Eduardo Santamarina, ella seguía enamorada de él y se sentía dolida con Susana González. La actriz tuvo bastantes romances de mucha publicidad, incluyendo el que mantuvo con su compañero de novela Gabriel Porras. Pero fueron sus hijos gemelos los que la ayudaron a sobrellevar las críticas y chismes.

Su salida de Telemundo le debió causar un golpe terrible, al menos moral. Pero se ha dicho que los directivos de la cadena la consideraban como conflictiva y también aseguran algunos de sus compraderos, que su comportamiento era muy cambiante e inesperado.

Cuando llegó a Miami lo que encontró aparte del trabajo y algún que otro enojo fue un nuevo amor. Carlos Alberto Cruz, con quien se conoció durante la grabación de la telenovela “La viuda de blanco”.

El noviazgo va viento en popa, que ya están planeando la boda y les confirmó a sus amigas que el Año Nuevo 2008 lo recibirá ya como la nueva Sra. Cruz. Su boda quiere que sea inolvidable y la está planificando minuto a minuto, piensa hacer dos fiestas, una en Los Ángeles y la otra en México. El escenario que ha escogido es donde se grabó la telenovela “La Madrastra” donde tanto los novios, como los invitados y camareros irán en las típicas y folklóricas trajineras.

Se le preguntó, si piensa seguir la tradición y vender en exclusividad su boda a alguna revista y ella con una sonrisa afirmó que no “soy pobre porque no vendo mi vida”. Pero algunos comentaron hubieron, dijeron que no le hacia falta el dinero pues tiene bastante.

Foto de Itati Cantoral: Gabriel Blanco

Tags:

Etiquetas : , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

2 Comentarios Dejar un comentario ›

  • tibisay
    marzo 2, 2008

    eres una excelente actri, felicitaciones me gusta mucho ver la telenovela la viuda de blanco

  • Ingry
    enero 6, 2008

    Itati, eres una actrìz muy bonita, tus novelas me encanta verlas